Tipos de embalajes

Los tipos de embalajes utilizados en cada envío son muy importantes para preservar las condiciones de los contenidos. Es importante asesorarse con la empresa de paquetería sobre lo más adecuado de acuerdo con las características de los artículos que desea mandar, además de tomar en consideración algunas de las recomendaciones de este artículo.

Guía básica de tipos de embalajes

Para un envío siempre es recomendable observar algunas de las características siguientes, para utilizar el embalaje más apropiado para su mayor protección durante todo el trayecto:

  • Fragilidad de los contenidos.
  • Peso.
  • Tamaño y forma.
  • El estado del artículo o contenido, ya sea líquido o sólido. El envío de gases en muchos casos está restringido.
  • Valor del artículo o contenido.
  • Determinar si la caja que envías será la que se presente a la venta al público.
  • Identificar las regulaciones específicas de embalaje en caso de artículos peligrosos.

Determinar el material externo del empaque

  • Tipo de material a usar, ya sea cartón corrugado de 1, 2 o 3 capas, madera, plástico, etc.
  • Tamaño de la caja, procurando que no esté ni muy vacía ni muy llena.
  • Si son varias cajas se puede contemplar el uso de tarimas para agrupar todas ellas.
  • Guacal apropiado para envío de mascotas.
  • Para documentos que viajen por avión pudieran requerirse bolsas de plástico con ciertas características de resistencia.

Material interno del embalaje

Dependiendo del tipo de contenido que se vaya a enviar, el tipo de embalaje interno puede ser:

  • Bolsas de aire.
  • Papel corrugado.
  • Insertos corrugados.
  • Envoltura de espuma.
  • Cartón triturado.

El uso de estos materiales cumple diversas funciones, dependiendo de que se requiera mantener una separación con respecto a la caja externa, absorber impactos, separar los diversos artículos o alguna otra función.

Al considerar el material interno también se debe contemplar que este debe rellenar cualquier espacio vacío, de tal manera que el contenido no tenga movimiento.

El método de empaque varía dependiendo de si el contenido del paquete es un líquido, polvos, granos, geles, artículos de vidrio u otros materiales frágiles.

Una buena opción es comprar el empaque más apropiado en la empresa de paquetería y permitir que ellos lo envuelvan de la manera más apropiada.

Sellado del paquete y etiquetado

Finalmente se debe asegurar la parte externa del paquete para que no se abra accidentalmente. Para esto se deben utilizar materiales de buena calidad, que dependen principalmente del peso de los contenidos:

  • Cinta de papel.
  • Cinta de celofán.
  • Soga.
  • Rafia.
  • Fleje metálico.

Es importante añadir en muchos casos etiquetas que indiquen si el contenido es frágil, la orientación del paquete y si es sensible a la humedad, al calor u otros factores.

Coloque las etiquetas necesarias sobre el producto y datos de envío en la parte superior del empaque. Generalmente esto no es tan importante en las mayorías de las empresas, ya que ellas añaden sus propias etiquetas para el envío en el lugar más conveniente para ellas, pero es preferible consultar antes con la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *